3 días en Ayers Rock

1, 2 y 3 de noviembre de 2012

Alice Springs

Cooming soon!

La bella Sydney

31 de octubre de 2012

Para celebrar Halloween, nos ponemos en marcha pronto. Salimos del hotel a las 9 de la mañana y comenzamos a alucinar aún más que el primer día con la ciudad.

De camino, nos encontramos con esto…

Nos acercamos a Hyde Park para ver el Australian Museum, con una planta entera sobre el arte aborigen. Allí estuvimos más de dos horas y luego media hora para ver el resto de plantas sobre animales y dinosaurios, que era interesante, pero ya hemos visto muchos similares en otros museos de ciencias naturales, no obstante nos gustó también mucho.

Sobre el arte aborigen, decir que es algo increíble y que no dista mucho de otras creencias naturales en cuanto al origen del hombre se refiere y a su relación con la madre tierra, la naturaleza, etc. Sin embargo, lo que les diferencia es que ellos lo mantienen y se aferran a ello, tienen lugares sagrados y ritos sagrados que no comparten con nadie, pero otras cosas sí, y son las que hemos tenido la suerte de conocer.

Continuamos nuestro día en St Marys Catedral, el Parlamento, la Casa de la Moneda (que nada tiene que ver con la nuestra en Segovia ;)! aunque para lo poco que tienen, lo promocionan de una manera!), la Biblioteca Nacional, el Conservatorio de Música  y subimos nuevamente hasta la Ópera House por la famosa calle Macquarie.

Nos apuntamos allí mismo a un tour por dentro de la ópera, nos encantó, pero es exageradamente caro!! Ya amortizan los millones que costó!! 35 dólares cada uno por un tour de una hora!! Hay que reconocer que el lugar es impresionante…

Salimos con el tiempo justo para comer en el Opera Studio Bar y poder visitar el Museo de Arte Contemporáneo.

Otro museo que nos hubiese gustado ver era el Museo de Sydney en el barrio The Rocks, pero ya estaba cerrado cuando llegamos…

Dimos una vuelta por el Barrio The Rocks, el barrio más antiguo de Sydney, y con mucho encanto, y desde donde sale el Harbour Bridge. Subimos y dimos un paseo por él.

Regresamos al hotel por George Street, donde paramos a comprar una maleta pequeña en Myer, porque veíamos que no nos iban a caber las cosas…y nos tuvieron que sacar por la puerta principal porque ya estaba cerrado…estos españoles…

Hicimos una última parada antes de llegar a descansar a nuestra habitación, y fue, como no, para cenar. Pasamos por el barrio español y nos metimos a cenar en el primer restaurante español que se abrió en Sydney y que es Centro Español, donde se reúnen los emigrantes más mayores, los primeros que llegaron allí. En principio queríamos mirar más opciones, pero nos dio pena la chica de la entrada que era de Barcelona, casi no hablaba inglés y no llevaba ni un mes allí.

Luego nos contó que era profesora y que llevaba 5 años trabajando, pero que con los recortes se ha ido a Sydney, al menos por un año, hasta que se mejoren las cosas…a esta ya no la vemos por España más…jajaja. Nos comentó que aquí se vive muy bien, y que ella de camarera cobra entre 16-18 dólares la hora más las propinas, y que los españoles están plagando Sydney, que llegan en manada…

Después de comernos unos huevos rotos, pan tumaca y pollo con una salsa de miel (más sudamericano que español) nos fuimos a hacer nuestras maletas nuevas y a descansar para el nuevo viaje al Centro Rojo!

Próximas noticias…desde el desierto!

Sydney y sus playitas

30 de octubre de 2012

Hoy vamos a ver la ciudad y las playas más famosas de Sydney, conocidas por sus surferos y por ser grandes y bellas…pero a mí me han decepcionado un poco, porque eran un poco más pequeñas y con demasiada gente para ser bellas…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además no hemos podido estar mucho rato en ellas, casi lo hemos agradecido porque hacía muchísimo calor…pero nos hemos tomado un refresquito en un sitio chill-out del estilo de los de la playa de San Juan en Alicante, te acuerdas Sheila?? Jejeje, pues algo parecido…

 

 

 

 

 

 

 

Primero hemos ido a Manly Beach, que se encuentra situada al norte de Sydney. Había bastante gente, y estudiantes de instituto en su hora de gimnasia, suponemos, porque estaban jugando a voley.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después hemos ido a un crucero por la bahía de Sydney, y hemos estado comiendo en el barco buffet libre mientras disfrutábamos de las vistas. Hemos conocido a un descendiente de la reina Victoria, pero es un secreto, así que no se lo contéis a nadie…jajajaja. Este buen hombre, de Adelaida, le ha pasado por bluetooth a Ángel el sonido de las kookaburras, así que ya tiene nuevo timbre en el móvil ;)!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al terminar en el barco, hemos realizado una visita panorámica por la ciudad de Sydney y para finalizar hemos ido a Bondi Beach, otra playa de surferos, esta un poco más grande.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo personalmente, me hubiese ahorrado todo este día, o ir únicamente a una de las playas a pasar el día o medio día, para aprovechar un poco más…pero bueno, así lo hemos conocido al menos!

Nuestro hotel está enfrente de Chinatown y cerca del Mercado Central, y como estaba cerrado, subimos al centro comercial sobre él. Cenamos en un japonés, que no estaba mal, pero yo ya estoy acostumbrada a los japoneses españoles, y ya no me saben igual en ningún sitio…excepto en el que comimos Rochi y yo en Firenze, que era buenísimo también!!

A dormir prontito que mañana vamos a recorrernos ciudad y museos y todos cierran a las 5 de la tarde!!

Mañana os contamos más!!

Sydney rocks

29 de octubre de 2012

No comenzamos bien el día ya con el desayuno, y nada más llegar al aeropuerto de Sydney, nuestras maletas están rotas, las dos! Así que tuvimos que acercarnos a reclamarlo y avisamos al hombre del bus que nos llevaba al hotel, pero nos dijo que si nos daba tiempo a hacerlo mientras recogía a otras cuatro personas, que podíamos irnos con él, pero que sino no nos esperaba y que cogiésemos el bus de la hora siguiente, que cada hora iba un bus a recoger gente al aeropuerto.

Os han ido a buscar a vosotros?? Pues a nosotros, después de más de dos horas, tampoco. Así que nos fuimos en taxi al hotel, porque estábamos empezando a desesperarnos, teníamos que ir a la tienda de maletas para que nos arreglasen o cambiasen, según vieran ellos. Al final no tenían arreglo fácil, así que nos han dado unas nuevas.

 

 

 

 

 

 

 

Después de dejar todas las cosas en el hotel casi a las 3 de la tarde, ducharnos y vaciar las maletas, ir a por las nuevas, dejarlas en el hotel, hemos intentado comer en algún sitio cerca, pero a estas horas ya no dan de comer, así que hemos ido andando hasta la ópera.

Pero antes…tenemos wifi gratis en la habitación y nos han subido una botellita de champán por ser Hooney Mooners, es lo bueno que tiene 😉 Ahora sí, Sydney rocks!!

Por el camino algunas de las cosas que hemos idio viendo:

 

 

 

 

 

 

 

Son tumbonas y sillas y mesas que pone el ayuntamiento de la ciudad en todas sus plazas para generar la integración de los habitantes de la ciudad unos con otros y dotar a las plazas de mayor público.

 

 

 

 

 

 

 

El Ayuntamiento de la Sydney, lo están rehabilitando en parte ahora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la Victoria Gallery, una de las arcades más importantes de Sydney, aquí son todas mucho más chic y caras que en el resto de ciudades. La gente va muy elegante por la calle, vestidos con diseñadores de marcas…un auténtico desfile de modelos!

Al ver esta maravilla (la ópera) ya se nos ha pasado el hambre y todo, es inmensa y preciosa, no tengo palabras. El puente (Sydney Harbour Bridge) también es maravilloso, así que hemos pasado el resto de la tarde haciendo fotos allí y paseando de un lado a otro del puerto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al final, y antes de que se nos pasase la hora de la cena (aquí también comen y cenan muy pronto) hemos entrado en un restaurante del puerto, porque llevábamos todo el día sin comer nada. Y al salir…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mañana tenemos un tour por la ciudad, y al día siguiente libertad para recorrer todo lo que nos queda de Sydney!!

Kangaroo Island 2

28 de octubre de 2012

Ay!!! Qué rico desayuno mirando al mar!!  había que coger fuerzas para el día que nos espera, largo e intenso.

Para comenzar, paramos en una destilería de Eucaliptos. Es una granja donde hacen el aceite de eucalipto de manera artesanal todavía. El aceite sirve para mil y una cosas, bueno, para todo básicamente: fregar el suelo, desinfectante, repelente de insectos, para aliviar dolores, para las heridas, para las picaduras, para cocinar, etc. Alucinante!

El hombre que nos lo enseñó era el propietario de la granja, muy sencillo, de campo, encantador, pero su inglés australiano cerrado era imposible de entender completamente! Si nos hubiesen hecho un listening en la EOI con un australiano hablando…no aprobamos en la vida!! No solo es el acento diferente, las expresiones y la forma de hablar, la pronunciación de las palabras…cuesta mucho entenderles, pero a este hombre el doble!!

Continuamos hacia el Parndana Wildlife Park, donde SIIIIII!!!! dimos de comer a los canguros!!! Que monos son!! El mío me agarraba la mano para que no me fuese, clavándome las uñas en las manos, pero lo pasamos super bien!! Vimos más animales y pájaros del lugar, pero lo de los canguros fue lo mejor!

Hora de comer!!! Típico Fish & Chips australiano! Jajaja, con pescado de aquí, claro! Y helado de las abejas de Hanson Bay Sanctuary. Comimos con dos australianos bastante interesantes, conocían el problema de ETA y de la crisis española y estuvimos hablando de todo bastante. Ellos también habían viajado mucho por Europa, aunque habían nacido en Australia y eran mayores, ella era hija de italianos y él de irlandeses, así que conocían bastante todo aquello.

Siguiente parada Flinders Chase Nacional Park, donde se encuentran Remarkable Rocks y Admiral Arch.

Qué maravilla!! Nos encantó!! Impresionante paisaje y sensación al estar allí arriba!

Terminamos este día cogiendo el ferry nuevamente y llegando al hotel de Adelaida a las 23:00 horas. Ya no cenamos claro está, así que al día siguiente queríamos desayunar bien para recuperar fuerzas, pero se equivocaron diciendo que no teníamos el desayuno incluido en la habitación…Nos desilusionó un poco, al final se aclaró todo, aunque ya no desayunas con la misma tranquilidad…

Kangaroo Island

27 de octubre de 2012

Comienza nuestro día bastante temprano, y no nos da ni tiempo a desayunar! Llevamos no obstante unas Tim Tams que compramos en el Coles ayer para el camino hasta el Ferry que nos llevará a Kangaroo Island.

El trayecto en Ferry no fue muy malo, no había demasiado oleaje y aunque se movía bastante no nos mareamos ni nada.

Nuestro guía de estos días, Robert, nos confundía con italianos, yo creo que porque había dos parejas más de italianos de luna de miel…

Sin embargo y a pesar de esto, me ha sorprendido bastante la gente que nos hemos encontrado por el camino en todos estos días. Canadienses, belgas, australianos que sabían perfectamente donde estaba España e incluso muchos habían viajado varias veces. Esto nos pareció maravilloso, más que nada porque muchas veces encuentras estadounidenses que se piensan que España está en Méjico (no todos, naturalmente, pero es la tónica general).

Nuestra primera parada de este primer día, fue en Clifford´s Honey Farm, donde nos enseñaron como se hacía la miel de forma natural de las abejas importadas de Italia (claro, aquí los italianos no cabían en la granja de satisfación, jejeje). Probamos el helado de miel natural y conocimos a Biene Noelia (Abeja Noelia) 😉

Comimos pronto (gracias!! porque de no ser por el helado nuestro agujero en el estómago abarcaría toda Australia ;)), y nos sentamos en una mesa con gente encantadora. Era gente mayor, algunos retirados, y algunos no, hablamos en alemán y en inglés. Conocimos a unos canadienses que estaban aprendiendo español, porque vivían 6 meses en Canadá y 6 meses en Méjico y estuvo practicando la mujer con nosotros. El resto del grupo eran belgas, dos habían trabajado más de 11 años en Alemania y otras dos veraneaban en Alicante y hablaban casi perfecto…

Después de la comida, parada en Seal Bay, donde acompañados por un Ranger estuvimos viendo a las focas que salen a calentarse al sol, después de cazar durante tres días en el mar.

Paisaje impresionante y para darse un bañito, pero imposible por las focas. No se puede acceder a la playa sin acompañar y además no hay que hacer ruido ni separarse del grupo porque pueden atacarte si se ven amenazados y son enormes!

La siguiente atracción fue una exhibición de aves rapaces autóctonas. No recuerdo los nombres de las aves, pero creo que eran dos halcones, dos águilas y una lechuza.

Para terminar el día vimos alimentar a los pelícanos en el pueblo Kingscote, capital de la isla y donde teníamos el alojamiento. Son un poco posesivos los pelícanos porque se pillaban los picos para quitarse el sitio y ponerse más cerca de la comida. Un rato antes de que empezaran a alimentarlos ya estaban preparados y listos para el banquete, y marcando territorio.

Después de una suculenta cena (que tardaron más de una hora en servirnos…y fue suculenta por desesperación), fuimos a dormir a nuestra habitación con vistas al mar!!

Anteriores Entradas antiguas

La misma piedra

Curiosidades varias con las que tropezar

Tiki Tiki Thai

...conociendo el Paraíso

Tiki Tiki en USA

... viviendo el sueño americano